Saltar al contenido

Los problemas mas comunes del cannabis

febrero 9, 2021

Las plantas de cannabis son resilientes. La marihuana consigue adaptarse a muchos tipos de climas alrededor del mundo. Por algo se le llama "hierba".

Pero como toda planta puede atravesar varios problemas durante el proceso de cultivo, ya sea en interior o exterior. Circunstancias como el mal tiempo, un ataque de plagas, la falta de nutrientes o el exceso de riego pueden dar lugar a problemas.

¿Cual son los problemas que puede tener mi planta?

Son varios los problemas que pueden surgir cuando estamos cultivando cannabis: La descoloración de las hojas es generalmente síntoma de un déficit nutricional; las manchas pequeñas pueden deberse a una invasión de insectos; el retraso en el crecimiento puede ser un problema de raíces.

Los errores mas comunes al cultivar cannabis

Hay algunos errores que son más comunes en los cultivadores sin experiencia o novatos

Exceso de riego en las plantas

La gente que hace poco empieza a cultivar a veces se siente culpable de querer darles demasiado amor a sus plantas. Como mencionamos antes, se llama "hierba" por una razón, y muchas veces hay que darle lugar a la planta para que crezca sin excederse en sus cuidados.

El exceso de intervención puede hacer que las plantas terminen regadas de mas. Algunos pueden pensar que más es mejor, pero casi nunca es el caso.

Lo cierto es que es importante regar, pero a su vez lo es dejar secar correctamente el suelo; así es como las raíces pueden obtener extraer oxígeno y nutrientes del suelo para integrarlos a la planta. Ademas, cuando regamos de más el agua permanece estancada en el suelo y puede provocar que se pudran las raíces si no se dispersa.

Recordamos que solo es necesario regar la planta si el suelo se encuentra seco de 2 a 5 centímetros hacia abajo.

Demasiados nutrientes

Como pasa con el riego, los que se inician en el cultivo tambien tienen la tendencia de sobrealimentar a sus plantas incorporandoles demasiados nutrientes. Un malentendido común es creer que más nutrientes equivale a que las plantas crezcan mas grandes, y es por eso que siguen alimentandolas por encima de lo que necesitan.

Esto es una mala idea y va a causar que los nutrientes no se dispersen adecuadamente, impidiendo que la planta los aproveche. Con esto ocurre un bloqueo de nutrientes que termina generando una deficiencia porque la planta no los puede absorver facilmente.

Una planta de cannabis necesita estar equilibrada en nutrientes para poder crecer saludablemente. Si no estas seguro, es preferible optar por alimentarla menos en vez de pasarte, ya que mas complicado ayudar a una planta excedida de nutrientes que ir agregando más si faltan. Hay que saber que los nutrientes de origen organico tienen una tolerancia mayor.

Tambien es importante tener controlado el pH del agua de tus plantas. Este factor pasado por alto nos puede generar problemas en poco tiempo.

Evitar males mayores al cultivar cannabis

Hay problemas a los que hay que echarles un ojo para poder solucionarlos en el momento. Las plantas de marihuana suelen manifestarse cuando tienen problemas, por lo que mostrarán signos de angustia si no estan obteniendo los nutrientes adecuados, si han sido atacadas por plagas o estan teniendo otro tipo de inconvenientes.

Para evitar males mayores, se recomienda revisar tus plantas de cannabis regularmente y así poder detectar problemas tempranos. Un buen momento para tomar contacto con tus plantas es cuando realizas la poda.

Observa el tallo principal de la planta. Cuando se presenta un retraso en el crecimiento puede ser un indicio de que las raíces estan enredadas o tienen algún otro problema. Si una de las plantas se ha mantenido considerablemente mas chica que el resto durante el tiempo y sigue siendo demasiado pequeña, podría estar relacionado con problemas en sus raíces que le estan impidiendo crecer.

Inspecciona tu planta para encontrar hojas muertas o amarillentas y eliminarlas, así como las ramas que esten débiles o marchitas. Si la planta está en floración, observa si los cogollos muestran síntomas de hongos o pudrición.

Debajo de las hojas de abanico tambien es importante inspeccionar, ya que algunos insectos como los ácaros permanecen ahí. Tambien se recomienda verificar la zona en donde surge el tallo principal, ya que algunos insectos como los pulgones de raíz eligen ese lugar.

Las hojas de una planta sana deben verse de un color verde oscuro y vibrante. Los síntomas de amarilleo, decoloración o manchas en las hojas de manera generalizada son señales de que tu planta está atravesando una enfermedad.