Saltar al contenido

¿Es seguro consumir cannabis durante el embarazo?

septiembre 19, 2020
consumo-de-cannabis-embarazo

Muchas síntomas que en principio pueden estar relacionados con un embarazo, entre ellos el exceso de estrés, los episodios de nauseas, y la falta de apetito se logran combatir con eficacia recurriendo al cannabis en personas que no estan embarazadas. Sin embargo, es común plantearse la duda de si el cannabis es terapeuticamente seguro para mujeres que esten pasando por esta etapa.

Es sabido que las complicaciones de un embarazo no terminan luego de que el bebe nació. Muchas madres experimentan una profunda ansiedad y depresión en la etapa post-parto, continuan con dolores y tienen problemas para conciliar el sueño.
Por eso nos preguntamos ¿En que medida es perjudicial el consumo de cannabis durante el embarazo y en etapas posteriores? Y si la respuesta es afirmativa ¿Que podemos hacer para disminuir los riesgos asociados?

El consumo de cannabis ¿Afecta al feto en desarrollo?

Se realizó un estudio este año en California, y dio como resultado que alrededor del 11% de las mujeres dijeron haber consumido cannabis durante la gestación, esto es casi el doble de los niveles reportados antes de la legalización. Aunque es un estudio demasiado generalista, porque no se controló la variedad del cannabis consumido, su composición, niveles de THC, etc.

Es uno de otros tantos estudios que no recaban mucha información porque no controlan el uso del CBD, ni consideran el consumo a la par de otras sustancias como la nicotina y cafeína con sus propios efectos secundarios. Por este motivo es complicado saber de que manera incide el efecto del cannabis en el desarrollo y crecimiento de los pequeños.

No hay información consistente sobre los efectos del cannabis en el proceso de desarrollo del feto y el comportamiento posterior del niño. El momento del consumo puede estar relacionado con efectos únicos. El feto no cuenta con receptores de THC en su cerebro sino hasta la diecinueveava semana de gestación.

Se ha estudiado que en los monos Rhesus, el THC cruza sin complicaciones la placenta y a los 15 minutos de que la madre haya consumido se puede detectar en la sangre del feto. Esto no quiere decir que el feto esté drogado, recien al noveno mes el cerebro desarrolla las estructuras necesarias para sentir este efecto, y aún así la experiencia sería muy diferente.

Sabemos que los receptores de CB1 y el sistema endocannabinoide en su conjunto tienen un rol fundamental en el desarrollo del cerebro. Pueden influir en el desarrollo de las celulas cerebrales, por ejemplo en como se conectan entre si, su estructura, donde se ubican. La activación de los receptores CB1 desempeña un papel fundamental en el desarrollo mental que puede verse alterado por el consumo de THC durante la etapa de embarazo. O al menos es lo que se sugiere en la teoría.

Un alarmante estudio realizado sobre casi 25000 madres encontró que 500 niños nacidos de madres consumidoras de cannabis tenian menor peso, eran mas propensos a nacer antes de tiempo (prematuros) y con mayor probabilidad de terminar en una sala de cuidados intensivos. Estos efectos se mantenian presentes aún cuando se hacian diferenciaciones por situación socioeconómica.

Además de esto, si la madre ha sido tradicionalmente una consumidora de cannabis y lo dejó durante el embarazo, estos efectos negativos no se hacian presentes, lo que sugiere que el cannabis incide en el desarrollo fetal.

Es necesario mencionar que los hallazgos de este estudio no pudieron reproducirse de manera consistente. Un estudio reciente de 2020 en madres de California no consiguió encontrar sobre estos resultados indicios claros del impacto del cannabis. Estos hallazgos demuestran que los resultados del efecto del cannabis sobre el feto y niño en desarrollo pueden variar inmensamente.

La dieta tiene algun efecto?

Para empezar, estos estudios son meramente de observación y por ende no controlan cosas como la frecuencia de uso, la dosis, y las diferencias en el estilo de vida como la dieta personal. Aunque hay poca investigación acerca de como la dieta interactua con el cannabis y afecta al feto en desarrollo, un estudio identifica a la colina dietética como un potencial protector contra el daño causado por la exposición al THC durante la gestación.

La colina es un nutriente esencial que se encuentra en muchas comidas como el huevo, la carne y papas. El cuerpo humano puede producir su propia colina pero es generalmente insuficiente, principalmente para un cerebro en desarrollo que requiera sintetizarla para producir un importante químico cerebral, la acetilcolina.

Un equipo liderado por la doctora Camille Hoffman, una ginecóloga obstetra de Denver, Colorado, realizó un seguimiento de los niveles de colina en más de 130 madres desde 2013 y continuo evaluando a sus bebes luego del nacimiento. Aunque se observó que el uso de cannabis durante el primer trimestre era asociado a conductas anormales, los hijos de las madres consumidoras con los niveles de colina más elevados tenian una mejor autorregulación, mejor capacidad de atención, y tenian mejor vínculo con sus padres.

Durante una entrevista con la doctora Hoffman, fue patente en señalar que el aumento de los niveles de colina en la dieta no es un camino hacia la total seguridad. Sin embargo, basandonos en su investigación, la doctora recomienda que las mujeres gestantes deberían consumir alrededor de 900mg de colina cada día incluyendola en su dieta o con ayuda de suplementos para mitigar los potenciales efectos daninos de la exposición al THC durante el periodo de gestación.

El cannabis y otras sustancias

Cuando consideramos las investigaciones en relación al consumo moderado de cannabis entre madres embarazadas, la doctora Hoffman afirmó que los efectos observados en cerebros de fetos son sutiles. La doctora mencionó: "En su vida la gente toma buenas o malas decisiones, y el cannabis no demuestra ser tan malo como otras drogas de abuso". "Si, hay datos que aparecen que debemos tomar con cautela.. pero probablemente esté lejos de ocasionar los perjuicios que otras sustancias como el alcohol han demostrado ampliamente"

Sin embargo, hay algunos factores que exacerban el efecto del cannabis en los fetos en desarrollo. La doctora señaló que combinar más de una sustancia puede ser considerablemente peor que estar consumiendo solo una. Por ejemplo, hay un estudio en el que se muestra que el consumo de tabaco junto con cannabis afectó el doble en la capacidad del bebe en calmarse a si mismo, comparado con las madres que consumian solo tabaco.

Si bien este efecto fue más pronunciado en niñas, otro estudio encontró que el uso conjunto de tabaco y cannabis llevó a una desregulación de la respuesta ante el estrés en niños. Los hombres hijos de madres que consumen tabaco junto con cannabis tenian una respuesta al cortisol un 35% menor y una capacidad de respuesta un 22% inferior en comparacion con las que solo consumen tabaco. De que manera el uso de tabaco empeora los resultados en relación al sexo es aún una incógnita, pero releva los potenciales problemas que pueden surgir al hacer uso de múltiples sustancias.

Asi que aunque muchas madres hagan uso de varios medicamentos con el fin de tratar los síntomas relacionados con el embarazo, por ejemplo ansiedad, nauseas, transtornos del sueño, la doctora Hoffman sugiere que las interacciones entre estos medicamentos pueden traer sus propios riesgos.